PULSERAS DE DIAMANTES

Las pulseras de diamantes son una pieza de joyería que cuelga suavemente alrededor de la muñeca. Es una elegante joya que proporciona un toque especial tanto a hombres como a mujeres. Hay muchos estilos y tipos de pulseras, ya que los diseños y materiales pueden variar en la confección de las mismas.

Tipos de pulseras de diamantes

Una pulsera que se hizo muy popular en la década de los setenta, es la pulsera de tenis o pulsera Rivière. Fue famosa porque Chris Evert, en el Open de tenis de Estados Unidos, detuvo el evento para poder buscarla. Se trata de un cordón de diamantes con la misma talla, tamaño y pureza. La pulsera es discreta y sofisticada; y puede acompañar looks formales o informales.

Otras clases de pulseras de diamantes son las de tipo aro (delgado y rígido). La pulsera debe flotar en la muñeca sin que quede ajustada. Es común ver varias puestas a la vez, ya sean de brillantes o combinadas con otro tipo de pedrería o metales nobles. Esta manera peculiar de llevarlas, debe ser cauteloso, ya que se podría restar protagonismo a los diamantes en vez de destacarlos.

Las pulseras de diamantes con colgantes también son una joya muy valorada. Esta joya, que tuvo su apogeo en los años cincuenta, es articulada y en ella vienen insertados diferentes colgantes. El resultado de la pulsera es realmente espectacular. El valor de estas piezas es difícil de calcular porque cada pendentif tiene una carga fuertemente sentimental y significativa.

Tipos de materiales para la confección de las pulseras

Como norma general, el blanco es el color que siempre se asocia a las pulseras de diamantes. Pero también son deslumbrantes en oro amarillo o rosado. Incluso, en la actualidad, la combinación de los tres colores (blanco, amarillo y rosado) está en pleno auge.