ANILLOS CON ESMERALDA

Hay una piedra preciosa que sobresale por el atractivo de su color y por su cercanía con la pureza de la naturaleza. Tiene el color de la esperanza y su brillo e irisaciones son deslumbrantes. Hablamos de las esmeraldas. Tanto los anillos con esmeralda como otras joyas con estas gemas, son complementos con un fuerte carácter.

Anillos con esmeralda, codiciados desde siempre

El color de las esmeraldas es tan hermoso que existe el verde esmeralda. El verde es equilibrado, muy reconocible y combina o contrasta a la perfección con otras piedras como brillantes, rubíes o zafiros. Es una gema tan atractiva y legendaria que cautivó a Cleopatra, una de las mujeres más influyentes de la historia. Era su piedra favorita y la usaba por ser muy favorecedora y porque, además, era su talismán para conseguir riqueza, poder e influencia.

Una de las esmeraldas de mayor calidad que se puede encontrar es la extraída de las minas de Colombia. La pureza y el magnífico tono verde azulado la hace única. Por consiguiente, los anillos con esmeralda colombiana son piezas de joyería caras y codiciadas.

Tradicionalmente, los anillos con esmeralda se montan en oro amarillo. Pero su color puro se destaca aún más con el oro blanco o con el platino. Los diseños de anillos con varios aros, con combinaciones de distintos oros, y con diseños asimétricos están en alza. Hay anillos originales con llamativas mezclas de piedras preciosas.

Combinar anillos con esmeralda

El tono verde de la piedra hace de estos anillos piezas exuberantes que contrastan y combinan con la mayoría de los accesorios. Son una joya muy chic que siempre destaca debido a la escasez de esta gema, y a su precio.

Concluyendo, las esmeraldas son una piedra clásica, elegante, que nunca pasa de moda y que es fácil de combinar con estampados y con ropas neutras.