PULSERAS CON COLGANTES

Hay muchos tipos de pulseras, tantas como estilos o gustos del que decide llevarlas. Dependiendo de la ocasión,  la elección de esta joya causará diferentes efectos. Pero si existen algunas joyas por excelencia, que pueden mostrar el carácter y la sensibilidad de una persona, son las pulseras con colgantes.

Las pulseras con colgantes tienen personalidad propia

Estas pulseras, más que cualquier otra joya, tienen un encanto muy peculiar ya que reflejan la personalidad de su dueño. Los colgantes simbolizan diferentes momentos y vivencias de la vida del usuario que suele ser mayoritariamente femenino. Están cargadas de sentimiento ya que todos los dijes que llevan están relacionados con algo particular de la vida de la mujer. El joyero trata de representar un sentimiento o un significado en pequeñas piezas que cuelgan de la pulsera.

¿Qué representan las pulseras con colgantes?

Esta joya se puede comprar ya diseñada, o hacer un encargo de todos los colgantes. A mediados del siglo pasado, la alta joyería demandaba frecuentemente las pulseras con colgantes. Solían ser de oro amarillo y se le insertaban, siempre por joyero, pequeñas alhajas escogidas por el comprador.

Las pulseras con colgantes vuelven hoy a ser tendencia. Los tipos de colgantes son tan variados como la imaginación: Signos del zodiaco, animales, amuletos, iniciales, mensajes, medallas, signos religiosos, monedas antiguas…

Para hacer los accesorios de las pulseras, se emplean materiales muy variados. El metal mayoritariamente es el mismo que el de la pulsera; generalmente oro, plata o platino. Éste se combina con otros elementos que son los que dan el carácter de la joya. Alabastro, perlas, coral, nácar, esmalte… Las piedras preciosas también son muy demandadas, incrementando el valor a la pulsera.

A partir de la elección de los colgantes, el joyero completará el brazalete. El carácter y los sentimientos se activan en la mente de cualquiera que la lleve, porque todas portan un mensaje acorde con la personalidad de su dueño.