PENDIENTES NOVIA

Uno de los días más memorables para una mujer, es sin lugar a dudas el día de su boda. La joyería nupcial es un complemento muy apreciado para conseguir la perfección en ese día. El maquillaje, el peinado, el velo y los ‘pendientes novia’ serán lo más apreciado junto con el vestido nupcial.

Elección de los ‘pendientes novia’

Elegir las joyas de la boda no es nada fácil ya que es una parte esencial de la belleza de la novia. Es importante armonizar todas las joyas de la boda para obtener un resultado refinado sin sobrecargarlo.

El vestido será el determinante de la elección de las joyas para ese momento. Según el corte del vestido y del escote, se elegirá el collar o el broche ideal. Por ejemplo, los cortes asimétricos van bien con las gargantillas o con los broches. Si el vestido no tiene cuello ni tirantes, podría ser una buena elección un collar más largo. Ahora bien, si el vestido tiene cuello, hay que descartar el collar ya que este no resaltaría en absoluto. Es el momento de centrarse en los pendientes, que pueden variar el largo según el estilo de la novia.

Los ‘pendientes novia’ son una pieza esencial

Pero da igual el corte del vestido y de si se lleva o no collar. Los pendientes novia los hay de muchos tipos y nunca hay que renunciar a ellos.

En el caso de los collares imponentes, es más prudente tomar un modelo de ‘pendientes novia’ lo suficientemente discreto como para no sobrecargar el estilo. Siempre hay que mantener el equilibrio.

Las novias escogen su vestido de acuerdo con su estilo y su morfología para resaltar sus virtudes. Elegir los pendientes sigue la misma lógica, si el vestido es muy sofisticado, se preferirán joyas delicadas para no recargar el atuendo. Los pendientes de oro blanco con incrustaciones de brillantes pueden ser un acierto, y el estilo dependerá de cada boda.