BROCHES ANTIGUOS

Originalmente, los broches se usaban únicamente para sujetar dos partes de una prenda. Ya en la época romana se utilizaba este tipo de enganche llamado peroné. Los broches antiguos pasan de ser un elemento utilitario a decorativo a principios del siglo XVIII.

Los broches antiguos son una joya especial

Los anillos, collares, pulseras o pendientes son adornos que normalmente están en contacto con la piel. Los broches, en cambio, resaltan la prenda hasta el punto de hacerla única y personal. Hoy en día, usar los broches antiguos es la mejor manera de darle expresión a cualquier prenda y convertirla en un modelo exclusivo.

Broches antiguos, un fenómeno de la moda

El diseño de los broches es infinitamente creativo; de hecho, las variaciones son numerosas. Se puede jugar con la forma, siendo redondos, cuadrados, alargados, simétricos o asimétricos, abstractos o realistas. El diseño puede estar definido por los materiales que se empleen (oro, plata, bronce, platino), por el tamaño, o incluso por el tipo de cierre o pasador que se utilice.

Como broches antiguos más valorados, podemos mencionar los de estilo Art Decó, Art Nouveau, el estilo victoriano o el eduardiano. Los broches pueden ser meras composiciones de piedras preciosas o bien representar elementos orgánicos con asombrosos resultados. Los más destacados son las libélulas, mariposas, elementos vegetales, imitaciones de encajes… Hay verdaderas obras de arte para todos los gustos.

Otro estilo que marcó toda una época, a principio del siglo XX, es el creado por el joyero Lalique. El esmalte era un nuevo elemento incorporado con el que consiguió transparencias y juegos de luces verdaderamente poéticos.

Hoy en día, este accesorio de joyería es un elemento chic de la moda. La elegancia requiere tener varios tipos de alfileres en el joyero para acertar en cada momento que se utilice. Un modelo de ropa sencillo, puede realzarse simplemente con un broche elegante.

En definitiva, siempre podrás encontrar en los broches antiguos tu accesorio ideal para expresar tu personalidad.