ANILLOS ANTIGUOS

Los anillos antiguos son codiciados por ser parte de la historia y por tener personalidad propia. Si hablamos de un anillo de compromiso, seguramente se habrá utilizado a diario. En cambio, si hablamos de uno encargado especialmente, saldrá de su estuche en contadas ocasiones.

Sea para una ocasión especial o no, los anillos son populares entre hombres de todos los estamentos de la sociedad.

Anillos antiguos, reflejo de la humanidad

Desde que la humanidad descubrió cómo trabajar los metales, el hombre se las ingenió para crear toda clase de adornos y alhajas. La variedad de modelos es tan amplia como la imaginación, y los estilos varían según las tendencias de la época. Los anillos antiguos son una muestra de ello. Hoy en día, los diseños clásicos del pasado se aprecian muchísimo, incluso más que cuando se crearon.

La joyería va evolucionando según las civilizaciones. Los griegos buscaban representar a los dioses, a bestias mitológicas o incluían símbolos como el nudo de Hércules que representa el amor eterno. Los joyeros romanos también produjeron muchas joyas. Todavía se conservan anillos antiguos de la época con imágenes de dioses romanos junto con figuras militares y símbolos de la época.

Los anillos no solo se crearon como adorno o símbolo de poder. En la época medieval, se confeccionaban muchos de plata y bronce usados como firma y sello de distintos documentos.

Joyas de la corona

Muchísimas obras de arte reflejan la grandeza de las familias reales con manos ensortijadas. Los personajes más importantes de la historia lucen ‘joyas de la corona’, pertenecientes a la familia real y que se transmiten entre generaciones. En estas joyas se incluyen coronas, piedras preciosas, espadas, cetros o anillos antiguos.

En definitiva, la diversidad de historias personales que hay tras las joyas antiguas, es lo que le da el verdadero valor.