VIEUX PARIS

Todo el mundo, sin excepción, valora la porcelana del ‘Vieux Paris‘. Fue creada por numerosos artesanos afincados en París y sus alrededores desde mediados del siglo XVIII hasta el Segundo Imperio.

Eclecticismo en el estilo ‘Vieux Paris’

La personalidad de este tipo de porcelana varía según la época. Así se pueden encontrar piezas de diferentes estilos como el renacentista, gótico, rococó o el neoclásico. Hoy en día, se conservan de esta época vajillas, jarrones, figuras, frascos, botellas de perfume y todo tipo de accesorios con un gran valor por su diseño y exquisitez. Las vajillas de este tipo tienen un encanto especial que deja sorprendido a cualquiera que la disfrute en ocasiones especiales. Si se cuenta con alguna, seguramente sea una persona afortunada porque podrá presumir de ella además de deleitar a sus invitados.

No todas las porcelanas de esta época en Francia son del ‘Vieux Paris’. Aunque es cierto que no hay una marca única que la identifique, sí hay una serie de artesanos y fábricas que son famosas por este tipo de trabajo. Como ejemplo tenemos a Jacob Petit, y a Edouard Honore; y como fábricas cabe mención especial la de Sèvres y la de Limoges.

Decoración del ‘Vieux Paris’

Los elementos de la naturaleza como pájaros, flores diversas, frutas y otras decoraciones aplicadas son frecuentes como decoración. El dorado y el esmalte son también recurrentes en este tipo de piezas.

Dependiendo de la comida que se ofrezca en ocasiones especiales, no hay que dudar en sacar la vajilla completa. Puede haber más de 100 piezas que abarcan platos, tazas de consomé, soperas, diferentes salseras y bandejas de varios tamaños. Incluso las hay con otro tipo de recipientes menos comunes que normalmente no existen en las vajillas de diario como son los bajo-platos, los platos exclusivos para espárragos y los que son para caracoles.