COPAS DE CRISTAL ANTIGUAS

La cristalería ha fascinado a las culturas de todo el mundo durante miles de años. Forman parte del arte de la mesa, de las ceremonias y de los brindis. Las ‘copas cristal antiguas’ son de las más apreciadas para hacer cualquier evento memorable y darle un aire solemne.

Las ‘copas cristal antiguas’ más apreciadas

Todo lo que acompaña a un banquete forma parte de un ritual. Este será inolvidable no solo por los manjares que se ofrezcan, sino también por cómo se presenten. Poner la mesa a punto, implica elegir cuidadosamente la vajilla, la cubertería, la mantelería y la cristalería. Y por supuesto, un buen vino o bebida que se sirva, siempre se recordará mejor en ‘copas cristal antiguas’.

El vidrio es uno de los materiales más antiguos y está estrechamente relacionado con la historia y las técnicas culturales. Todas las copas de cristal antiguas tienen un trabajo de artesanía detrás incalculable. Hasta mediados del siglo XVI, el vidrio era opaco o teñido. Los venecianos fueron los primeros en producir cristalería transparente, proceso que no se extendió hasta el siglo XVII por todo el mundo.

Por la fragilidad del cristal, las ‘copas cristal antiguas’ soy en día un artículo de lujo que solo unos pocos afortunados pueden contar con ellas. Hay algunas firmas de renombre que perduran hasta nuestros días como son las copas Saint Louis, originarias de Francia; las de cristal de Murano, en Venecia; o las delicadas copas de cristal Moser, originarias de la República Checa.

Una velada inolvidable

Cualquiera de las piezas nombradas merece un vino o champán de las mejores bodegas porque seguro que la ocasión lo merece. Es curioso cómo cambia el aroma y sabor de una bebida dependiendo de cómo se presente. Cuando se brinda con cualquiera de estas ‘copas cristal antiguas’, el momento será casi mágico y difícil de olvidar.